lunes, 2 de enero de 2012

¿El trastorno de ansiedad generalizada aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular?

Un estudio realizado en 12 centros médicos y clínicas de salud pública en San Francisco, Estados Unidos, se propuso analizar los factores que asocian el trastorno de ansiedad generalizada (en adelante TAG) con el riesgo de contraer enfermedad cardiovascular. Y reveló que el riesgo de desarrollar eventos cardiovasculares aumenta un 74% en aquellos pacientes que padecen  problemas de ansiedad.  Este estudio fue considerado entre las 10 publicaciones médicas más leídas durante 2010.

Los especialistas se preguntaban si el trastorno de ansiedad generalizada aumentaba los episodios cardiovasculares en pacientes con cardiopatía isquémica estable. Para responder esta pregunta realizaron un estudio que analizó 1015 pacientes afectados, durante casi nueve años. Todos  habían sufrido algún episodio cardiovascular, por ejemplo: estenosis del 50% (estrechamiento y obstrucción) en uno o más vasos coronarios, evidencia previa de isquemia provocada por el ejercicio, antecedente de infarto agudo de miocardio y de revascularización coronaria. 


Al finalizar el estudio se habían registrado 361 episodios vasculares en más de 5711 años-paciente de seguimiento, y se supo que en pacientes con cardiopatía isquémica estable y TAG el riesgo de desarrollar un episodio cardiovascular es aproximadamente el doble. Es decir que los pacientes con problemas cardiovasculares que además sufren TAG tienen más posibilidades de hacer un episodio cardiovascular que aquellos que no tienen problemas de ansiedad. 


Por otro lado, el estudio reveló que la población en riesgo, en su mayoría, estaba conformada por jóvenes, mujeres, fumadores, depresivos y consumidores de ansiolíticos y antidepresivos. Y además que estos pacientes en riesgo eran más renuentes a tomar medicación para tratar la ansiedad y que tenían conductas de vida muy sedentarias. 


Aunque ningún estudio ha podido explicar aún cuáles son las causas por las cuales se produce esta asociación entre el TAG y el evento cardiovascular, es importante tener en cuenta los datos que arroja a los fines de conocer el verdadero impacto que tienen los problemas de ansiedad en nuestras vidas, así como la importancia de tratar esta patología a tiempo. 


Estamos más acostumbrados a hablar de la comorbilidad entre la ansiedad y la depresión, entre la ansiedad y el TOC, pero hablamos poco sobre el impacto de la ansiedad cuando en verdad es mucho más alto de lo creíamos.  


La comorbilidad de la ansiedad y el daño cardio-cerebro-vascular es tan importante como el tabaquismo, la diabetes, la hipertensión arterial o el sedentarismo. Si en países desarrollados, como Estados Unidos, los especialistas le prestan atención a la ansiedad; en países como el nuestro, donde la población es mucho más castigada por la adversidad, el tratamiento de los problemas de ansiedad deberían tener un lugar central entre las medidas de prevención.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas mas Populares